X

Uso de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros en nuestro sitio web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Más información aquí.

www.petromiralles.com

  • Contacto
Atención al cliente: 902 388 444

RODIBOOK 2016

Nuestro primer Rodibook ha sido espectacular, siempre hemos oído lo fantástico que es, pero hasta que no lo pruebas no te das cuenta de lo fantástico que es. Es la quinta edición y se celebró con salida y llegada en Vielha (Vall d’Aran, Lleida), con  700 pilotos y con  una ruta de más de 700 km por el Pirineo catalán y francés, zonas impensables, que no están ni en los navegadores, carreteras, caminos, pasos que si los quieres buscar tú no los encuentras. Rodibook pretende eso, sorprendernos con sus rutas y circular con el road book. Sistema de navegación por papel que cuando lo pruebas engancha. 

La fiesta de la moto y el motero

El ambiente del viernes era de cine, el parking cerrado, las verificaciones y los stands repletos de gente, pilotos, acompañantes, gente del pueblo de Vielha, etc… La caravana de motos estaba asegurada para la jornada del sábado Sorprendidos por la diversidad de pilotos, portugueses, canarios, sevillanos, vascos, madrileños, catalanes, andorranos, franceses y más que nos dejamos pero todos con una cosa en la cabeza, la fiesta motera.  Todos ellos con una misma ilusión más de 700 Km por el pirineo catalán y francés, más de 14 horas en moto.  

El equipo Petromiralles

Jordi Martin y Carles Eguiburu participaron en el Rodibook 2016 en representación de Petromiralles el tiempo en que realizaron la ruta fue de cerca 14 horas encima de una Ducatti Monster 796 y una Kawasaki Z750, en gran parte del recorrido el tiempo les acompaño con muchísima calor, pero en uno de los tramos finales tuvieron que circular en plena lluvia. Los dos pilotos solo bajarse de la moto sus primeras palabras fueron: “nunca más”, “es de locos”, pero como buenos moteros eso solo son las primeras palabras y vuelven a estar listos para el próximo Rodibook.

Los pilotos tenían siete controles obligatorios, cada piloto llevaba un dispositivo GPS donde constantemente estaban controlados por la organización para cualquier tipo de incidencia que pudiera haber. Desde la página web de Rodibook, las familias, amigos o equipos podían seguir online a cada uno de los pilotos y tenerlos localizados en todo momento.

Una de los secretos del Rodibook es que la ruta es secreta hasta el día que arrancas la moto, lo divertido es dejar el GPS tradicional en casa y usar el Road Book que cuando te haces con él es una manera muy divertida de viajar.

Los pilotos de Petromiralles otra de las cosas que destacan es de las pocas incidencias entre tantos participantes. Los pilotos, que circulando con cabeza y siguiendo las normas, hicieron que no tuviéramos que lamentar accidentes durante la jornada. En pocas palabras hay que probar el Rodibook.

MOTOTALLER (texto)

FOTOS RODIBOOK (En construcción)



Todos los derechos reservados  © 2014 | Aviso legal